Delitos Informáticos (Leyes de Panamá)

El derecho de autor: es un conjunto de normas y principios que regulan los derechos morales y patrimoniales que la ley concede a los autores por el solo hecho de la creación de una obra literaria, artística, científica o didáctica, esté publicada o inédita.

En el derecho anglosajón se utiliza la noción de copyright (traducido literalmente como (derecho de copia) que comprende la parte patrimonial de los derechos de autor.

Una obra pasa al dominio público cuando los derechos patrimoniales han expirado. Esto sucede habitualmente trascurrido un plazo desde la muerte del autor.

El derecho de autor se basa en la idea de un derecho personal del autor, fundado en una forma de identidad entre el autor y su creación. El derecho moral está constituido como emanación de la persona del autor: reconoce que la obra es expresión de la persona del autor y así se le protege.


La Ley No. 15 (de 8 de agosto de 1994)
Sobre los derechos de autor y derechos conexos

La Constitución Política de la República de Panamá dispone que todo autor, artista o inventor goce de la propiedad exclusiva de su obra o invención, durante el tiempo y en la forma que establezca la Ley.

La Ley No. 15 (de 8 de agosto de 1994), por la cual se aprueba la Ley sobre el derecho de autor dispone que se inspires en el bienestar social y en el interés público, y protegen los derechos de los autores sobre sus obras literarias, didácticas, científicas o artísticas, cualquiera sea su género, forma de expresión, mérito o destino.

Las siguientes disposiciones se observan en la Ley de derecho de autor:

  • Los derechos reconocidos son independientes de la propiedad del objeto material en el cual éste incorporada la obra y no están sujetos al cumplimiento de ninguna formalidad. Los beneficios de los derechos que emanan de la ley requiere una prueba de la titularidad.
  • Quedan también protegidos los derechos conexos.
  • Toda acción que tienda a reclamar los beneficios del derecho de autor tendrá efectos hacia el futuro.
  • El autor es el titular originario de los derechos morales y patrimoniales sobre la obra.
  • Se presume autor a quien aparezca como tal en la obra, mediante su nombre, firma o signo que lo identifique.
  • Cuando la obra se divulga en forma anónima o con seudónimo, el ejercicio de los derechos corresponden a la persona natural o jurídica que la divulgue con el consentimiento del autor, mientras éste no revele su identidad.
  • El objeto del derecho de autor es la obra como resultado de la creación intelectual.
  • Se consideran comprendidas entre las obras protegidas por la ley, especialmente las siguientes:

  • Las obras expresadas por escrito, incluidos los programas de ordenador,
  • Las conferencias, alocuciones, sermones y otras obras consistentes en palabras expresadas oralmente;
  • Las composiciones musicales, con o sin letra,
  • Las obras dramáticas y dramático musicales,
  • Las obras coreográficas, pantomímicas, las obras audiovisuales, cualquiera sea el soporte material o procedimiento empleado;
  • Las obras fotográficas y las expresadas por procedimiento análogo o la fotografía;
  • Las obras de bellas artes, incluidas las pinturas, dibujos, esculturas, grabados y litografías;
  • Las obras de arquitectura, las obras de arte aplicado, las ilustraciones, mapas, planos, bosquejos y obras relativas a la geografía, la topografía, la arquitectura o las ciencias; y,
  • En fin, toda producción literaria, artística, didáctica o científica susceptible de ser divulgada o publicada por cualquier medio o procedimiento.
  • Son también objeto de protección las traducciones, adaptaciones, transformaciones o arreglos de obras de expresiones del folclor, así como también las antologías o complicaciones de obras diversas y las bases de datos que, por la selección o disposición de las materias, constituyen creaciones personales.

    El derecho patrimonial dura la vida del autor y cincuenta (50) años después del fallecimiento del autor, y se transmite por causa de muerte de acuerdo a las disposiciones del Código Civil.

    En la obra en colaboración, el plazo de duración se contará desde la muerte del último coautor

    La protección reconocida por la Ley no alcanza a los textos de las leyes, decretos, reglamentos oficiales, tratados públicos, decisiones judiciales y demás actos oficiales; ni a las expresiones genéricas del folclor, noticias del día, ni a los simples hechos y datos.

    Derechos conexos: es un término relacionado con la ley de derechos de autor para referirse a derechos similares a los derechos de autor que no están conectados directamente con el autor de las obras en cuestión.

    Si quieres seguir viendo las leyes y el resto del articulo descargalo en pdf.

    About these ads

    Deja un comentario

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s


    Seguir

    Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

    A %d blogueros les gusta esto: